Mousse del Dr. Jekyll

Este postre le vendría de perlas a este personaje, tiene dos ingredientes que nos hacen felices cualquiera sea nuestro estado de ánimo.

Toda el azúcar del dulce de leche para nuestro yo más goloso.

Toda la "profundidad" de un buen chocolate amargo, para nuestro paladar más sibarita.

No hay excusa para dejar de probarlo, saciemos nuestras "personalidades múltiples" ;)




Para la mousse de chocolate:

300 gramos de chocolate
400 gramos de nata
5 hojas de gelatina
4 claras (pasteurizadas)*
4 cucharadas de azúcar

  • Remojamos las hojas de gelatina en agua fría.
  • Montamos la nata con el azúcar hasta que forme picos.
  • Fundimos el chocolate (a baño maría o en el microondas a intervalos de 20")
  • Montamos las claras a punto de nieve. No olvidéis añadirle un pizquita de sal.
Cuando el chocolate aún está calentito le agregamos las hojas de gelatina escurridas y revolvemos bien hasta disolverlas por completo, dejamos que tome temperatura ambiente.
Añadimos la nata montada con movimientos envolventes hasta que se incorpore bien.
Como último paso agregamos las claras montadas a punto de nieve, siempre con movimientos envolventes para que no se rompan las burbujitas de aire que son las que le dan textura al mousse.


Colocamos en los moldes elegidos.

Aquí el truco: Tenemos que buscar un recipiente donde podamos hacer una especie de "plataforma" para que el vaso o molde que usemos quede inclinado, de esta forma lo llevamos a la nevera como mínimo unas 2 horas hasta que solidifique y no se mueva cuando lo enderezamos.

Use para esto los moldes de las magdalenas y prepare la inclinación con papel de plata, por ejemplo es una opción. Será cuestión de revolver la cocina a ver que nos puede ser de utilidad, bueno quien dice la cocina dice otros rincones de la casa... uno nunca sabe de donde puede sacar una solución.

Para la mousse de dulce de leche:

300 gramos de dulce de leche
400 gramos de nata
2 cucharadas de azúcar
5 hojas de gelatina
4 claras (pasteurizadas)*


  • Remojamos las hojas de gelatina.
  • Montamos la nata con el azúcar hasta que forme picos.
  • Calentamos una parte del dulce de leche en el microondas (solo calentar lo suficiente para añadir la gelatina)
  • Montamos las claras a punto de nieve.
Cuando tenemos el dulce apenas caliente le añadimos las hojas de gelatina y revolvemos muy bien hasta disolver por completo.
Le agregamos el resto del dulce de leche y seguimos mezclando.
El siguiente paso es añadir la nata montada y con movimientos envolventes integrarla bien.
Por último las claras montadas a punto de nieve, con mucho cariño y despacito.
Colocamos en los moldes que teníamos preparados con la mousse de chocolate hasta completar la medida.
Llevamos a la nevera.

*  Que pasa si no tenemos claras pasteurizadas? 
Preparamos un merengue italiano:
Pesamos las claras.
Colocamos en una cacerola el doble del peso de las claras en azúcar, y 1/3 de agua.
Llevamos al fuego hasta que alcanza la temperatura de 121º.
Mientras vamos montando las claras, cuando tenemos el almíbar a punto se lo echamos en hilo fino sobre las claras sin dejar de batir hasta que el bol se haya enfriado por completo.
Ya tenemos las claras "higienizadas" con este proceso superamos los peligros bacteriológicos!!
Si usamos merengue italiano para la mousse deberemos restarle azúcar a la nata para que no se torne empalagoso y conserve el equilibrio original.



Enfriamos bien.
Y hacemos feliz a nuestro monstruo interior.

No hay comentarios: