Este halloween....¡comete el coco!



Cualquiera al pegarle un mordisco a este cerebro vería lo verde que está por dentro, la sorpresa que se van a llevar!!



Bizcocho de pistacho


125 gramos de mantequilla pomada
150 gramos de azúcar
3 huevos, separadas claras de yemas
125 cc de leche
1/2 vaina de vainilla
50 gr de pasta de pistacho
1 cucharadita de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal
137 gramos de harina


Tamizamos la harina con el polvo de hornear y la sal. Reservamos
Disolvemos la pasta de pistacho en la leche.Reservamos
Montamos a punto de nieve las claras.Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que tener una crema pálida.
Añadimos a la mantequilla de a una las yemas de huevo, batiendo bien con cada incorporación.
Sumamos a la mezcla anterior la harina tamizada en tandas con una cuchara, alternando con la leche ( tres cucharadas de harina, 3 de leche, así hasta terminar).
Por último le agregamos las claras batidas a punto de nieve con movimientos envolventes.
Colocamos en los moldes y horneamos a 170º unos 25 minutos.

Para formar la corteza preparamos un merengue suizo:

100 gramos de claras de huevo
200 gramos de azúcar.
unas gotitas de limón.

Llevamos los ingredientes a un baño maría sin dejar de revolver hasta que el azúcar haya desaparecido por completo.
(Si la tocamos sentiremos que ya no hay granos de azúcar).
Ponemos la mezcla en la batidora a máxima velocidad (unos 10 minutos) hasta que la mezcla se haya enfriado por completo, para entonces ya tendrá la textura que necesitamos para dar forma.
Colocamos el merengue en una manga pastelera con una boquilla redonda lisa,y adornamos dando forma a nuestros cerebros.¡Uy que raro sonó esto!
Para darle más textura los podemos poner en el grill del horno un minuto o bien con un soplete de cocina.



Núnca mejor dicho, una receta divina de la muerte!!!




2 comentarios:

Celia Castro dijo...

Ese bizcocho de pistacho promete.Más adelante probaré a hacerlo.

Un beso

Ibiza Dulce dijo...

Gracias Celia, te lo recomiendo estoy segura que te sorprenderá.