Piensa en Verde

Es cierto que a la hora de pensar en ¿Que comemos hoy? las neuronas se resisten, patinan justo cuando más las necesitamos.

Hoy te invito a pensar en verde, pensar en espinacas, fieles y nobles verduras, aliadas en la alimentación de los chicos.

Tengo una receta que les va a encantar, con seguridad, (lo digo por experiencia).



Para la masa:

Es igual que la masa de las Sfiha  y el procedimiento es el mismo.
Igual repito por si acaso.

10 gramos de levadura deshidratada de panadería o 25 gramos de levadura fresca.
250 cc  de leche
1/2 cucharadita de azúcar
1/2 cucharadita de sal
1 cucharada de aceite de oliva
370 gramos de harina común.

Preparamos la masa :

Disolvemos la levadura en la leche ( apenas tibia) la batimos hasta que se disuelve bien.
la tapamos y la dejamos reaccionar unos 10 minutos.

Formamos una corona con la harina previamente tamizada con el azúcar y la sal.

En el centro le colocamos la esponja de levadura y la cucharada de aceite y con una cuchara de madera vamos incorporando la harina de a poco hasta formar un bollo tierno.

Lo cubrimos con un film y lo dejamos descansar hasta que duplique su volumen.

El relleno:

1 kg de espinacas (en lo posible frescas) Lavadas y secas.
100 ml de zumo de limón
2 cebollas medianas
2 dientes de ajo.
50 gramos de nueces (o piñones)
sal
pimienta
nuez moscada
2 cucharas de aceite de oliva

Colocamos las espinacas cortadas en un bol, las rociamos con el zumo de limón. Reservamos
Cortamos las cebollas en cubitos pequeños.
Picamos los 2 dientes de ajo.
Picamos a gusto las nueces (o los piñones)
Escurrimos las espinacas y le retiramos muy bien el liquido que hayan soltado.
Añadimos a las espinacas las cebollas, los dientes de ajo, las nueces, sal, pimienta y nuez moscada por último las 2 cucharadas de aceite y revolvemos para mezclar bien los ingredientes.

Volvamos con la masa que para ahora ya estará a punto.
Normalmente la peso más o menos 40 gramos de masa para cada bollo, en esta cantidad de masa salen unas 16 porciones.
Estiramos los bollos en forma circular como si se tratara de una mini pizza.
Colocamos en el centro una cucharada de relleno y procedemos a cerrarlos formado un triángulo, cubriendo por completo las aberturas (para evitar que se salga el relleno)
Las ponemos en la placa para horno con los cierres hacia abajo.

Nota importante: Si notaras que no se cierra por completo con el dedo humedecido en agua mojamos los bordes y de esta manera sellamos la empanadilla.

Es la hora de la verdad.
Las llevamos al horno a temperatura máxima (250º) y a media altura por 7 minutos, pasado ese tiempo las sacamos y le pasamos un pincel apenas embebido en aceite de oliva y las volvemos a poner en la parte baja del horno 10 minutos más.
Cuando veamos que tienen este hermoso color dorado las retiramos.



El resultado son estas Fatay o Fatayer, unas empanadillas de origen árabe que son un buen recurso para los peques, los triangulitos los van a intrigar como mínimo!

No hay comentarios: